Los préstamos de millones de estudiantes podrían ser afectados con una gran sacudida en los próximos meses ya que el Presidente Trump y el Congreso controlado por los republicanos se dispuso a rehacer el complejo negocio, eliminando potencialmente los beneficios y protecciones de los prestatarios.
Algunos cambios por parte de la administración de Trump ya se están desarrollando. El Departamento de Educación planea consolidar el número de empresas federales de servicios de préstamos de nueve a uno. Los funcionarios de la administración también han discutido el traslado del programa de préstamos federales del Departamento de Educación al Departamento del Tesoro. Mientras tanto, el gobierno de Trump anunció planes para revertir dos regulaciones federales destinadas a ayudar a los prestatarios que dicen que fueron engañados por colegios con fines de lucro.

Comments are closed.